martes, 6 de septiembre de 2011

Aceptacion...


Quinta parte...

La lluvia golpeando el vidrio, la música bossa, el local completamente vacío, la espera, el cansancio, algún que otro recuerdo mal filtrado y la película que definitivamente no debía ver. El detónate explosivo.
Simona se descubría una vez más extremadamente frágil, esperándolo todo y absolutamente nada, queriendo jugar con cartas de mierda, la mirada de los otros al nombrarlo y la noche le estrujaban el corazón, le restaba importancia, hace tiempo había aprendido que la mirada de los otros era pura mierda pero que de todos modos ahí estaba, ese espejo en el que no quería mirarse porque nadie conocía de verdad su historia.
Entre un cigarrillo encendido y un taxi que no llegaba descubrió que estaba realmente aterrada. Otra vez no sabía lo que quería pero si lo que no quería, no quería que nadie se atreviera una vez más a decirle lo que ella sentía, deja que no me dé cuenta o déjame que me mienta.
Esta vez realmente necesitaba tiempo pero para ella, para entender que le pasaba sin miradas ni acusaciones externas y solo en el caso que se le ocurriera saberlo.
Estaba esperando, sola con sus ideas, con ese presentimiento trillado (la historia de su vida)
Hay cosas que no logro olvidar y hay cosas que no puedo soportar.

Aterrada, perdida, sin ganas de analizar, sola.

Congelada…

No hay comentarios:

Publicar un comentario